De cómo llegamos a Ideateca

Hace ya unos meses que aterrizamos en Ideateca y desde aquel momento nos hemos dado cuenta de que hemos evolucionado mucho nuestra visión del negocio. Ya llevamos un tiempo trabajando y, volviendo la vista atrás, nos sentimos muy agradecidos de la oportunidad que nos ha brindado Ideateca.

Para nosotros ha sido el impulso necesario que nos ha puesto en órbita. Este apoyo nos ha servido para organizarnos e ir concretando mil cosas de nuestra organización interna, como la definición de la forma jurídica de la empresa, la planificación de las acciones de marketing, la concreción del plan comercial, el nuevo diseño de la web, el enfoque de los contenidos… bueno todo aquel que es emprendedor y conoce internamente la gestión de una empresa sabe de qué le hablamos. Al principio son muchas cosas y gracias a tener este apoyo hemos podido centrar nuestros esfuerzos en afianzar nuestra oferta y “pivotar” cuando ha sido necesario, ahora hasta nuestra imagen externa es diferente.

La verdad es que, como decía un antiguo compañero mío, los astros parece que están alineados y se están dando muchas circunstancias positivas que nos han animado a seguir con fuerza hacia adelante. Desde el comienzo, desde el momento en que Isabel e Iruri nos ofrecieron un espacio en Ideateca, nos sentimos afortunados y parece que esta misión que nos ha sido encomendada va a tener un vuelo tripulado con todas las garantías. El equipo de Ideateca al completo nos ha acogido genialmente y eso merece un brindis (en algún momento lo tendremos que celebrar) ;-) porque somos un poco tímidos pero también agradecidos.

Por suerte ya tenemos nuestros primeros clientes con proyectos muy interesantes y variados lo cual quiere decir que nuestro porfolio está bien orientado y nos encontramos en la órbita adecuada. Siguiendo con el símil de esta aventura espacial podemos decir “Houston no tenemos ningún problema” estamos en vuelo de crucero y sin novedad.